Esta bebida es sólo para fanáticos del café, pues a una que no le gusta el café, dificilmente le guste la receta de café helado. A nosotros nos encanta, sobre todo si está bien preparada, y es un refresco que debes probar si eres un amante del café.

Cafetera diseñada para la elaboración de café frío. El café resultante cae sobre hielo lo que nos da el resultado de un café frío, rápido, aromático y limpio. De este modo, conservamos todas las cualidades del café destacando su acidez natural sin amargor. Esta forma conocida como método japonés de elaboración permite obtener una completa extracción.

Tipo de preparación: cono de goteo.

Molienda recomendada: media.

Dosificación: 6 gramos de café por cada 100 ml de agua.

Tueste: medio (el postgusto perdura en el paladar)

Características: las ranuras internas permiten extender el tiempo de contacto del agua con los elementos solubles del café. Se obtiene sabor, aroma y buen balance.

 

Cafés recomendados: Etiopía Sidamo, Colombia Nariño, El Tambo, Costa Rica, Kenya AA.

Elaboración: Es rápida y sencilla. Después de llenar el plástico con hielo e insertarlo dentro de la jarra, se coloca el café molido en el filtro del cono y se vierte agua caliente lenta y cuidadosamente.

El diseño del difusor, permite que el café se enfríe antes de ponerse en contacto con el hielo. Puede controlar fácilmente el resultado del café más intenso o más ligero, teniendo en cuenta la cantidad de agua en forma de hielo que se encuentra en el difusor.