fbpx

El café se cultiva en más de 50 países en todo el mundo (Asociación Nacional del Café). Lo puedes encontrar principalmente en un área llamada Cinturón del Café.

Este cinturón, como su nombre lo indica, da la vuelta al mundo y cubre partes de América, África y Asia. Se asienta sobre el Ecuador pero se extiende al norte hasta México y Myanmar y al sur hasta Zimbabwe y Brasil.

ÁFRICA

En particular Etiopía, buscará un cuerpo parecido al té, aroma de arándano y tanta acidez y notas afrutadas como sea posible. De Kenia, por otro lado, se busca notas a pomelo y una acidez seca y limpia. Otros orígenes africanos destacables incluyen a Ruanda y Burundi, países conocidos por su dulzura y cuerpo.

LAS AMÉRICAS

Los cafés de Centroamérica tienen sabores con los que el paladar de una persona puede familiarizarse. Los cafés de los países de esta región se caracterizan por su balance: todos los elementos trabajan juntos para crear lo que es, por lo general, un gran café. Puedes esperar un buen cuerpo, buena acidez y sabores a frutas.
Si te diriges a Sudamérica te encontrarás con Colombia, una de las regiones cafeteras más famosas del mundo. Al igual que los centroamericanos, el café colombiano tiende a ser balanceado. También es conocido por su dulzura y aroma.
Si vas más hacia el sur, encontrarás a Brasil, el mayor productor de café del mundo. Responsable de un tercio del café del mundo, se puede decir lo que consideramos como “un sabor de café”. Estamos hablando de notas a nuez, mantequilla y chocolate con un cuerpo pesado.

ASIA

Un continente enorme. Asia ofrece mucha diversidad en sus regiones cafeteras. Los más famosos incluyen a Indonesia, conocida por su perfil terroso o ahumado, aunque aquí se pueden encontrar notas afrutadas y cuerpos llenos; el segundo productor mundial de café. Vietnam, principalmente produce Robusta, aunque, es una especie de café conocida
por ser amarga y menos aromática.

TERROIR & El Factor Clima

Pero, ¿por qué el sabor de tu café es tan diferente dependiendo de dónde se
cultiva? Bueno, parte de eso se reduce a factores ambientales, también conocidos como terroir.
Terroir es la condición del suelo, la topografía, el clima y otros factores. Es una palabra común en el mundo del vino pero también utilizada por los profesionales del café.

La mayoría de los cafés especiales se cultivan a grandes alturas, donde las temperaturas más frías permiten que las frutas crezcan de forma más lenta y así se puedan desarrollar sabores más dulces y complejos.