fbpx

Para disfrutar de las diferentes bebidas de café de la mejor manera posible, se debe utilizar la taza para cada café apropiada en función de su volumen, temperatura y composición.

La taza es fundamental para poder apreciar un café perfecto. Os mostramos algunas opciones para cada tipo de café:

ESPRESSO

La típica taza de espresso, debe tener una capacidad entre 40-60 ml. La forma no demasiado pronunciada en la parte superior, permite que se aprecie la crema ya que la mantiene compacta y permite transportar los aromas del café hacia la nariz. El material utilizado debe ser porcelana; ofrece una buena duración, un aislamiento térmico idóneo y con el espesor correcto para una agradable sensación de contacto con los labios. Esta taza nos sirve para servir ristretto, espresso y macchiato.

taza para cada café: espresso

CAFÉ CON LECHE

Disponible en cerámica y porcelana. Su capacidad máxima será de 200 ml. Nos sirve para flat white y elaboraciones similares de dicho volumen.

taza para cada café: café con leche

CAPPUCCINO

Para el cappuccino se una el formato XL de la taza de café con leche, se utiliza para realizar latte art ya que se ven muy bien los diferentes dibujos formados en su parte superior.

taza para cada café: cappuccino

CAFÉ FILTRO

Para los cafés de filtro la más utilizada y conocida es el mug de cerámica. Se reconoce por su fondo plano y asa para agarrarla. Su forma y capacidad nos permite servir chocolates, frappes, y aquellas bebidas que se pueden decorar en la parte superior con siropes y cremas. Muy recomendable para tomar café elaborado en chemex, aeropress y syphon.

taza para cada café: café filtro

COCKTAIL CAFÉ

Es la que se utiliza en el mundo de la coctelería para los clásicas bebidas (Cosmopolitan, Vodka Martini, etc.). Ahora se presentan una carta de diferentes cafés fríos elaborados en mixer consiguiendo un resultado refrescante con sabor a café.

CAFÉ IRLANDÉS

Si alguna bebida de café tiene su vajilla especial es el Irish Coffee. Tiene que ser de cristal, parecida a las jarras de cerveza con un asa grueso. Es ideal para mantener la nata líquida en la superficie y una altura buena para ver las diferentes capas que se presentan (café, whiskey y nata).

CAFÉ PARA LLEVAR

Es el mejor sistema para poder tomar un café take away o cualquier bebida caliente mientras estamos en movimiento o no podemos tomarla tranquilamente en el establecimiento. Se suele acompañar de una tapa con un pequeño agujero para beber. Hay diferentes tamaños y materiales, imponiéndose los estos últimos años los compostables o los reutilizables para varios usos.

taza para cada café: take away