fbpx

Cuando las empresas de café prueban las muestras antes de comprarlos, han codificado una serie de parámetros que se ajustarán a los cafés que luego les enviarán desde origen.

Es el momento de la verdad para determinar por los expertos que cafés se comprarán para vender en los supermercados, en las tiendas de especialidad y en las cafeterías de cada ciudad.

Todos hemos visto algún consumidor confundido en una tienda de café viendo los diferentes tipos de cafés que se venden.

Es fundamental ayudar a sus clientes a entender estas notas de sabor para que estén satisfechos y se conviertan en clientes fijos. Entonces, ¿por qué algunos clientes se sienten tan confundidos? ¿Y cómo puedes describir el sabor de un café para que te comprendan? Además, ¿cómo les puedes ayudar para que aprecien la variedad completa de notas en un café?

Las Notas de Sabor: Una Diferencia Importante

Primero de todo, para minimizar la confusión, es fundamental que hagamos una distinción entre los términos “notas de sabor” y “sabores”.

El sabor es la percepción general de las cualidades del café. Abarca todo: desde su aroma hasta la sensación en la boca.

¿Y las notas de sabor? Son experiencias de sabor comunes que asociamos a cosas que consumimos.

Esto nos ayuda a describir el carácter único de un café en específico.
¿Por qué es importante esta distinción? Las notas de sabor suelen ser altamente subjetivas dependiendo del catador.

A pesar de que puede ser difícil comprender las notas de sabor, son una opción mucho mejor que algunas otras maneras de describir un café.

No necesariamente es más fácil para alguien entender (el sabor de un café) a través de algo como el nombre de la finca, la variedad y el proceso en lugar de usar las notas de sabor. Esto es algo exclusivo. Debes dedicar muchos años a aprender sobre las distintas variedades, las altitudes. Las notas de sabor no son perfectas, pero son el punto de partida más fácil para algunos.

Puede ser incluso más abrumador para el cliente hablar del origen y el proceso, en vez de tratar solamente las notas de sabor. Después de todo, existen tantos factores que influyen en el sabor del café: terroir, origen, variedad del café, métodos de procesamiento, perfiles de tueste, métodos de preparación y recetas… Incluso el agua que se usa para la extracción puede tener un impacto sobre el sabor final en la taza. Por lo tanto, es a menudo difícil explicar por completo una experiencia sensorial durante una interacción breve entre el profesional y el cliente en una tienda de café.

Las notas de sabor tal vez no sean perfectas, pero son una de las mejores herramientas que tenemos. Y cuanto más se familiaricen los consumidores con los cafés de especialidad, más útiles serán.

Cuanto más decente sea el café que una persona bebe, mayor será su experiencia o más amplio será su vocabulario. Y cuanto mejor comprendan el tipo de café que quieren beber, más estarán enfocados en los matices de los distintos cafés. Es la mejor manera de describirlo a otras personas consumidoras de café que comparten la misma experiencia.