Si los magos de Oriente hubiesen contado con más información sobre qué cosas se aprecian más como regalos navideños, es fácil adivinar qué
además del oro, el incienso y la mirra, hubiesen incluido el café.

En una cueva reconvertida en establo no sabe uno muy bien que uso pudieron darle al oro, al incienso y a la mirra. En cambio, se imagina fácilmente lo que hubiesen podido disfrutar en aquella fría noche palestina con un buen café con leche bien caliente, elaborado con los granos  machacados aportados por los Reyes y la leche recién ordeñada
regalada por los pastorcillos.

Lo cierto es que el café tiene mucho que ver con las fiestas que ahora se aproximan ya que el café siempre se ha considerado un elemento de regalo distinguido. Al igual que con los vinos y las conservas de gran categoría, es de esos productos que resuelven aquello de ¿y qué puedo regalar en esas fechas?

Si es uno quien recibe el obsequio, el corazón se le agranda de agradecimiento y las papilas gustativas inician la gozosa danza que precede al disfrute de los ricos sabores de un excelente café, porque eso
sí, si el café no es excelente no debe ser regalado.

EL REY DE LAS SOBREMESAS

Y por otro lado, el café se convierte en protagonista de estas fiestas navideñas porque es el rey de las largas sobremesas de todos nuestros hogares. Qué oportunidad más extraordinaria que regalarnos una degustación de cafés diferentes, plenos de aromas y sabores que permanecen en el paladar. Unas joyas gastronómicas que Cafés La Brasileña pone en sus manos para decirles:
MUY FELICES FIESTAS. ZORIONAK.

CAFÉ PARA REGALAR Y TOMAR

• En Nochebuena, un café de Costa Rica SHB (café dulce con excelente cuerpo, ligera acidez, notas cítricas y afrutadas).
• Para la comida de Navidad, un café de Kenya AA (café de cuerpo ligero y acidez muy alta).
• Para Fin de Año, un Colombia Nariño Tambo (café único, equilibrado, con notas a nueces y acabado chispeante).
• Y para recibir el Año Nuevo un Honduras Marcala (café uniforme con una afrutada y dulce fragancia, acidez viva y brillante).
• Y este año podríamos regalar la Joya de la Corona, el exclusivo café de Brasil Fazenda Nostra Senhora de Fatima (un café con sabor a chocolate dulce, cuerpo rico, notas limpias y afrutadas y 100% orgánico).

Artículo aparecido en el número de Navidad de la revista del Mercado de Abastos de Vitoria y en la Revista del Mercado la Bretxa de San Sebastián.