La organización y preparación de todos los elementos es fundamental para ofrecer un buen servicio. En la Estación Barista estos requerimentos son primordiales y una demostración básica de la profesionalidad de quién se sitúa frente a la máquina de café.

Máquina de Espresso

Con la cafetera encendida y limpia del día anterior, verificar la presión de la bomba (8-9 bar) y caldera (máx 1 bar), así como la temperatura del agua del grupo (88-92ºC). Purgar todos los grupos y vaporizadores. Comprobar la limpieza de los cacillos, filtros y mobiliario. Verifica la distribucción, colocación y limpieza de tazas y platos.

Molinillo de café

Con el depósito limpio de café molido y el café en la tolva, comprobar el punto de molienda que debe ser el que nos proporcione un espresso perfecto. Trabajar con medio depósito y finalizar la jornada sin restos es fundamental.

Tamper

La utilización de un tamper u otro irá en función de la experiencia del personal, el prensado breve y enérgico de aprox. 20 kg sobre la pastilla para conseguir una extracción homogénea de toda la dosis, dejándola completamente horizontal.

Jarra de Inox

Necesitamos un surtido de jarras para el servicio y elaboración de leche o combinados. Haciendo un símil artístico, podríamos definir la jarra como el pincel de un pintor y la taza su lienzo. Cuanto más fino sea su borde, más definición obtendremos en el dibujo.

Espolvoreadores

Para añadir canela o cacao y decorar los cafés y combinados.

Vaso medidor

Con este vaso graduado se pueden dosificar los parámetros del espresso (30-35 ml) en cualquier momento.

Termómetro

Herramienta fundamental para el tratamiento de la leche, nos va a permitir la temperatura idónea (6-70º) para texturizar la leche en perfectas condiciones y evitar los sabores extraños de una leche con mucha temperatura. Chequear que siempre esté limpio y calibrado.

Cepillo juntas

Cada cierto tiempo es recomendable limpiar los restos de café que se van quedando en el grupo y así conseguimos unas tazas de café sin posos y restos de extracciones anteriores.

Detergente

Al final del día junto al cacillo ciego pondremos una cuchara pequeño dentro que me conseguirá limpiar toda la parte interior (backflush) que tiene contacto entre el agua y el café. Si se usa de forma incorrecta puede dañar la máquina y llegar a cristalizar algunas partes sensibles (electroválvulas).

Paños

Recomendamos utilizar 4 unidades; Para el vaporizador antes y después de cada uso, para la bandeja inferior, para el mueble cafetero, para los restos de café de porta filtro.