Es una de las variables que permite al barista afectar a la ciencia del espresso.

Una de las herramientas que caracteriza a los baristas es el compactador de café o también conocido como TAMPER, esta herramienta permite presionar, prensar y compactar manualmente el café molido en el filtro de la máquina durante la preparación del café espresso.

Afectará directamente al tiempo de extracción y la calidad del aroma del café. Aplicar 15 kgs de presión al café molido afectará de forma correcta la presión del agua sobre el cacillo, dando como resultado el tiempo perfecto de extracción (25-30 segundos).

Durante estos últimos años se ha prestado mucha importancia a esta técnica de forma manual frente a la opción que nos ofrecen los molinos de café. Hay una variedad importante de tampers en el mercado fabricados con diferentes materiales, pesos y diámetros dependiendo del tipo de máquina espresso que estemos utilizando.

Lo más importante será seguir una serie de pasos para conseguir el espresso perfecto:

  • Poner una cantidad de café en forma de ‘montaña’ sobre el porta filtro
  • Usar los dedos para repartir esas cantidad de café molido y asegurar que esté nivelado
  • Quitar los restos del café molido que nos quede sobre el anillo y aletas del porta filtro
  • Coger tu tamper y presionar de arriba hacia abajo sobre el café molido aplicando 15 kgs de presión (puedes practicar sobre un peso de cocina o baño)
  • Girar de forma circular el tamper para nivelar el café dejando una superficie plana preparada para la distribución del agua
  • Inserta tu porta de café sobre el grupo de la máquina de café

Por esta razón es importante que los dueños de las cafeterías, restaurantes, bares que estén interesados en ofrecer un café de calidad, incluyan dentro de sus actividades de formación los cursos de café que incluyan esta técnica.

Valen la pena unos segundos para dar un espresso con <<sello personal>>.

TAMPER

 

Share This