Tenemos tanta prisa y queremos hacer tantas cosas en tan poco tiempo que ahora lo hacemos al apuntarnos al “me lo pone para llevar, por favor” y nos lanzamos calle abajo, calle arriba con el elixir en la mano sin perder el ritmo.

Nos encanta que nuestros clientes disfruten de una taza de café de cerámica mientras están sentados en las cafeterías, pero hay que entender que esto no siempre es posible,

A lo largo de los años se han buscado formas de crear la misma experiencia que se ofrece en un ‘coffee shop’ para los clientes en movimiento. Realmente lo importante es que sea cómodo para beber. La característica más simple es que su forma sea óptima para evitar derrames. Para evitar que el café se derrame, no deberíamos mantener la mano pegada al cuerpo.

La versatilidad que ofrece un café take away es un punto muy importante y por eso se ha convertido en una tendencia en todo el mundo.

¿Cómo mantener las propiedades del café si lo preparamos para llevar? 

Cuando se prepara el café espresso, es cuando está en su mejor momento de temperatura, aroma y sabor. Uno de los mayores enemigos del café es el tiempo que hace que nuestro delicioso espresso pierda estas características.

Si vamos a ir tomando café a sorbitos mientras viajamos en el coche o transporte público, podemos optar por un vaso de cartón, especialmente si son de los que tienen tapa, ya que evitará la pérdida de aromas y la oxidación de la bebida.