Hoy en día los consumidores disfrutan de su café de infinitas maneras: desde los cafés espressos, lattes, capuccinos, frapuccinos… hasta la última locura de categoría: los cafés fríos (COLD BREW).

Todos hemos oído hablar o probado los cafés fríos. Esta última moda del café está despegando y llegando a nuestro país con fuerza. Es la última oferta artesanal de tomar café.

Ahora es la oportunidad de aprender más sobre esta locura y aprovecharlo para impulsar las ventas.

¿Qué es el Cold Brew?

Es un proceso diferente de elaborar café frente a los tradicionales. Simplemente se reemplaza la temperatura del agua (fría por caliente) frente al tiempo (horas frente a minutos).

Se trata de mezclar el café molido con agua fría durante un periodo de tiempo entre 16 y 24 h realizado en un sistema sencillo y un ambiente de temperatura estable.

No hay que confundirlo con ICED COFFEE donde generalmente se requiere un café fuerte con cuerpo, elaborado con agua caliente donde lo enfriamos mediante el uso de hielos.

PASOS

1º Usar 100& café natural con un punto de molido grueso

2º Verter agua fría sobre todo el café molido, sin removerlo

3º Mantenerlo durante 18 horas

4º Drenar el concentrado en un recipiente de cristal y almacenarlo en la nevera. Diluirlo con agua (1 parte café concentrado por 3 partes de agua) y si se quiere ponerle hielo, leche, sirope de vainilla…

5º Consumirlo antes de dos semanas.

  • Disponemos de 2 sistemas de elaboración para nuestros clientes: Home(1 L. de Cold Brew) e industrial (7L. de Cold Brew).

 

 

 

¿Por qué COLD BREW?

  • Es la nueva forma de beber café (45% de los millenials están interesados en probarlo)
  • Es simple y fácil de elaborar. No se requiere más que un mínimo equipo.
  • A los consumidores les gustan sabores suaves y dulces
  • Es la base perfecta para otros cocktails creando más opciones para el consumidor.
  • El resultado es un café con una menor acidez y amargor, lo que lo hace más agradable para las personas con problemas de estómago.