Fue inventada en 2005 por Alan Adler, se trata de una cafetera poco conocida, barata, duradera y fácilmente transportable que muchos usuarios suelen llevar con ellos cuando viajan.

Su estructura está formada por dos cilindros de plástico que juntos funcionan como una jeringuilla que introduce aire a presión sobre la mezcla de agua y café molido.

Lo interesante de este sistema es que combina dos métodos diferentes de elaborar café, por un lado el café entra en contacto con el agua como en una máquina de filtro, pero se completa con un pistón que presiona al agua a través del café molido sobre un papel de filtro, resultando similar a un café espresso.

Comparado con otros sistemas de filtrado, podemos realizar diferentes combinaciones y recetas, incluso se celebran campeonatos para ver nuevas técnicas con este sistema. Cada año los organizadores publican las tres mejores en su página web.

Ratio y tipo de molido

La relación entre el tipo de molido, tiempo de extracción (entre 30 y 60 segundos) y la cantidad y temperatura (entre 85 y 95º) de agua utilizada son muy importantes. Lo primero que tendrías que decidir es que tipo de taza de café quieres conseguir.

Si quieres una taza corta y fuerte, te sugerimos utilizar 100 gr/litro y un punto molido fino, pero si quieres obtener algo parecido a una taza de café filtro deberías usar 75 gr/ litro con un punto de molido medio/fino.

Acortar el tiempo de infusión del café y así conseguiremos reducir su sabor amargo.

Existen dos métodos: Tradicional e Invertido

El primero te permitirá lograr una taza delicada, se trata de un método más sencillo y con menos problemas para realizarlo delante de un grupo de gente, ya que el segundo es más difícil de conseguir al tener que dar la vuelta a las partes lo que a veces origina escapes de café durante su preparación y no podremos hacer una cantidad superior a 200 ml.

Algunos pasos son comunes: moler el café justo antes de utilizarla, poner un papel filtro circular especial, mojar con agua caliente parte de la cafetera (precalentar el recipienteO) y el papel filtro (quitar sabores extraños), poner 15 gr por 200 ml de agua, remover el café con el agua caliente, esperar 1 minuto y presionar el pistón hacia abajo, creando un vacío, quitar el soporte del filtro y resto del café molido, lavar las piezas de plástico para un nuevo uso.

Su accesibilidad, funcionalidad y excelentes resultados le han convertido en un éxito entre los entusiastas de café.

aeropress

Share This